Y un día Nico lo hizo… compró el dominio de Google en Argentina

Nicolás Kuroña, un muchacho de aproximadamente 30 años, que vive en Berazategui, Provincia de Buenos Aires, Argentina, fue Titular del dominio www.google.com.ar por unas horas.

Consecuencias inmediatas

  • Nicolás revolucionó las redes, tuvo su momento de fama (algo que él debe valorar) y hasta recibió propuestas de trabajo.
  • El sitio del buscador se cayó por unas horas.
  • NIC, el Organismo Estatal que tiene a su cargo el registro de dominios, lo devolvió automáticamente a su legítimo dueño (criterio de costo/beneficio) y también “hizo mantenimiento” durante varias horas, en distintos días.
  • Se publicaron una serie de memes muy ingeniosos, como es habitual.

Algunas reflexiones

Nicolás dice haber comprado el dominio de manera legal porque estaba disponible.

Si así fue, (algo muy fácil de probar, con el pago del arancel), no me lo imagino sentado frente a su computadora debatiéndose internamente sobre qué hacer: es más posible que haya visto la oportunidad “y se mandó”.

Hay al menos un antecedente de su comportamiento impulsivo con la computadora, cuando en 2012 “inundó” de tweets (más de 490) el sitio Olé para ganar una remera de Boca, aunque no tuvo éxito.   

“No se puede”, dijeron algunos en relación a la compra del dominio. Cuando Nicolás ya había demostrado que sí pudo. Que “no debería haberlo hecho” es hablar de otro tema, no es lo que sucedió. Un muchacho puso en evidencia la vulnerabilidad de un sitio estatal.

Habrá que investigar alguna falla en NIC para que el dominio estuviera disponible. Nadie imaginó “la picardía” de Nicolás.

Disputa de Derechos: tranquilidad, esto no le sucede a cualquiera. Pero, si ocurriera, la plataforma de NIC ofrece una opción llamada disputa para que aquellos que consideran tener mejores derechos soliciten la devolución del dominio.

Dominio y Marca no es lo mismo

Es importante aclarar que una cosa es ser Titular del dominio de un sitio web y otra diferente ser Titular de una Marca, que identifica, distingue productos y servicios y es fuente de ingresos a través de licencias o franquicias para su expansión. Los derechos que otorga el Título son territoriales. En Argentina lo emite INPI (Instituto Nacional de la Propiedad Industrial).

Ahora, ¿todo vuelve a “la normalidad”?.

A mi criterio, habría que repensar el concepto de “normalidad” y especialmente investigar el caso, desde las distintas miradas que tiene, para comunicarle a la sociedad cuáles fueron los hechos que realmente ocurrieron y qué medidas se tomaran al respecto, ya que quedan muchas dudas.

En los tiempos que vivimos, distraer un instante la mente y por qué no, reírse sobre una nota de color, es saludable, lo que no evita que también se tome en serio, se analice en sus distintas dimensiones y se comuniquen las soluciones.

La vida es yin y yang.

El equilibrio no es algo estático, es dinámico, es un oscilar en la polaridad del día y la noche, del movimiento y la quietud. Entenderlo es ejercitar la flexibilidad mental tan necesaria para encarar los desafíos actuales.

Y a vos, ¿qué te pasó con esta noticia?